04. 9. 2021

Aumenta tu ahorro doméstico en electricidad acristalando tu balcón

    En cualquier hogar, el ahorro es uno de los objetivos clave para mantener la economía familiar estable.

    La electricidad representa uno de los gastos periódicos más importantes. Y va en aumento. Con la inversión adecuada en elementos que nos ayuden a reducir este gasto, podremos disfrutar de un ahorro doméstico mayor.

    Consejos de ahorro energético en los hogares

    En lo que respecta al ahorro energético en los hogares, hay sobre todo 2 factores que agravan la situación económica familiar.

    En primer lugar, el precio de la luz. Consumir energía eléctrica es cada vez más caro, por lo que en nuestro ahorro mensual debemos destinar más cantidad a este gasto.

    En segundo lugar, la necesidad energética. Tenemos más electrodomésticos, más sistemas informáticos, más dispositivos tecnológicos. ¡Y todos ellos necesitan energía eléctrica!

    El consumo aumenta, aunque el precio sea mayor, porque necesitamos de esa energía para aprovechar toda la tecnología que cada vez está más presente en el hogar.

    Trucos para aumentar el ahorro energético

    Al mismo tiempo que el gasto en electricidad aumenta, también surgen estrategias y desarrollos con los que reducir el consumo.

    En cuestión de iluminación, las LEDs de bajo consumo están cada vez más presentes en los hogares. Son más potentes, más eficientes y consiguen gastar menos energía que los sistemas de iluminación tradicionales.

    Con la reciente normativa de tramos horarios para el coste de la luz, es recomendable aprovechar aquellos en los que el consumo salga más rentable, sobre todo a la hora de utilizar electrodomésticos.

    Por ejemplo, podemos priorizar el uso de lavadoras y secadoras los fines de semana, para evitar el coste mayor que requieren entre semana.

    Otra recomendación a largo plazo es invertir en electrodomésticos y tecnología eficientes. Con ello reduciremos considerablemente el consumo energético y lo notaremos de inmediato en nuestra factura de la luz.

    Cortinas de cristal para proteger tu balcón del frío o el calor

    A todos estos trucos podemos sumar una opción más, con la que además de aumentar nuestro ahorro doméstico, también ganaremos en calidad de vida y es instalando las mejores cortinas de cristal.

    Con las cortinas de cristal en un balcón o terraza, podemos aislar completamente la estancia y conseguir mantener la temperatura óptima interior, sin tener que usar de más la calefacción o el aire acondicionado. De nuevo conseguiremos reducir nuestra factura de la luz y, de paso, disfrutaremos más de ese espacio.

    Estas instalaciones mejoran funcional y estéticamente cualquier estancia donde se aprovechen, entre otras cosas porque mantienen la posibilidad de disfrutar de las vistas al exterior, al estar fabricadas sin perfilería vertical.

    Tienes así un balcón completamente aislado al frío o al calor, donde vas a poder estar en cualquier momento del año.

    Y sin renunciar al aire libre, porque las cortinas de cristal tienen un sistema corredero o plegable, para que de forma muy fácil puedas volver a abrir la estancia como tú quieras.

    En caso de que en tu zona se sufran temperaturas muy bajas en invierno, lo ideal es contar con cortinas de cristal con vidrio de cámara y perfiles verticales reducidos, para aumentar su efectividad en aislamiento térmico. Así contarás con la mejor protección independientemente del clima que haga.

    Además de aislamiento, estas instalaciones tienen la ventaja de dejar pasar completamente la luz natural, salvo que utilicemos algún tipo de cortina interior.

    Si la iluminación natural entra en ese espacio, tendremos un lugar más cálido y confortable, sin tener que usar la energía eléctrica.

    Además, cuando lo necesites puedes también girar determinados grados la cortina de cristal y dejar circular la ventilación hacia toda la casa de forma natural.