23. 3. 2022

¿Cómo es un cerramiento de patio de luces privado?

    Un patio de luces es un espacio que puede estar cubierto o descubierto, al que la entrada de luz natural ofrece luminosidad en la zona interior de un edificio o bien de una vivienda unifamiliar con esta arquitectura.

    Los patios de luces descubiertos ofrecen la máxima entrada de luz posible, sin embargo, también están más desprotegidos a las inclemencias del tiempo.

    Para conseguir la protección que buscamos en estos espacios sin renunciar a la luminosidad, los cerramientos de cristal son la mejor solución.

    Tipos de cerramientos de patios interiores

    Para patios interiores podemos escoger distintos modelos de techos de cristal, según las necesidades que tengamos.

    En la mayoría de casos se recomienda un acabado con paneles de vidrio laminado, que permite la máxima entrada de luz desde el exterior. Así no se notará pérdida alguna de iluminación y se podrá disfrutar del patio interior en cualquier momento del año.

    Cómo hacer un patio de luces más privado

    Si lo que buscamos es privacidad, una de las ventajas que ofrecen los sistemas de techo es su variedad de acabados. Podemos escoger en algunos modelos policarbonato celular.

    Esta es la solución perfecta para aprovechar de forma eficiente la luz natural y, al mismo tiempo, conseguir privacidad y aislamiento, tanto térmico como acústico.

    En cualquiera de las opciones que escojamos, conseguiremos tener un patio de luces más protegido, ya que los materiales utilizados ofrecen gran resistencia al impacto, a climas adversos e incluso tienen propiedades ignífugas.

    Por otro lado, también hay que pensar en la rentabilidad de la inversión en sistemas de techos para patios de luces. Estas instalaciones aportan un toque de elegancia y sofisticación en cualquier infraestructura sobre la que estén.

    Este aporte estético tiene su reflejo en la valoración económica del inmueble, que ganará atractivo ante cualquier posible comprador o futuro inquilino.

    Cerramiento de un patio adosado, descubre todas sus ventajas

    Un patio adosado también consiste en un espacio en el que la iluminación natural incide de forma directa y que está situado de forma externa a la vivienda. En estos casos, no obstante, se encuentra anexo a ella y suele ser de uso unifamiliar.

    Un patio adosado también puede requerir la instalación de sistemas de protección frente a la meteorología, sobre todo si queremos poder aprovecharlo en cualquier momento.

    La combinación de sistemas de techo con cortinas de cristal es posible, pero también tenemos aquí la opción de escoger las pérgolas bioclimáticas.

    Estas instalaciones ofrecen un espacio protegido que podemos configurar a nuestro gusto controlando las lamas regulables de aluminio en su zona superior.

    La pérgola Nimbo permite así tener un lugar de máximo confort en el patio adosado a la vivienda, que podremos controlar directamente a través del teléfono móvil desde una app. Incluso podemos configurar funciones automatizadas de apertura y cierre de sus lamas.

    Las pérgolas bioclimáticas ofrecen infinidad de opciones, como por ejemplo instalar sistemas de audio e iluminación, para disfrutar bajo ellas incluso de noche.

    También ofrecen mayor privacidad, por ejemplo si el patio adosado se encuentra a la vista de viviendas superiores y nosotros queremos estar en él ajenos a esas miradas.

    Además, una pérgola bioclimática aporta un toque de diseño a la vivienda, siempre en base a los acabados elegidos por el propietario, pero todos ellos con un estilo elegante que no pasará desapercibido.