23. 11. 2020

¿Cómo conseguir una casa acogedora?

    Ahora que llega el invierno, hacer tu casa más acogedora va a permitirte disfrutar de ella durante más horas al día, en un ambiente confortable y muy agradable. Con soluciones adecuadas y profesionales, junto a estos consejos, lo conseguirás de una forma sencilla.

    Ideas sencillas para decorar tu casa en invierno

    En invierno es un buen momento para dar a las paredes de tu casa un tono cálido. Los colores cálidos se vinculan a la primavera y al verano, por su sintonía con las temperaturas de esos meses. Sin embargo, utilizarlos durante el resto del año, también puede ayudarte a disfrutar de un ambiente más acogedor en tu casa.

    La luz también es importante. Sin renunciar a la eficiencia energética, actualmente puedes aprovechar soluciones de iluminación acogedoras, muy agradables y totalmente funcionales según la estancia donde se aprovechen. Apuesta por una luz que sea agradable y funcional.

    Si hay un elemento que da calidez al hogar, es, sin duda, la madera. Es un buen momento para cambiar el suelo a la tarima flotante o invertir en mobiliario de madera. Los materiales nobles ofrecen una mayor calidez durante todo el año y ayudan a mejorar el ambiente en cualquier estancia. Además, son estéticamente una opción muy recomendable.

    ¿Cómo hacer un hogar cálido?

    Para conseguir que todo el hogar ofrezca un espacio cálido y acogedor, debemos buscar soluciones tanto dentro como fuera de la casa, por ejemplo en terrazas que en invierno no se utilizan.

    Sistemas como las cortinas de cristal Pivotal 350 pueden ayudar a obtener el aislamiento que deseas para tu terraza en los meses más fríos. Se trata de paneles de vidrio transparente, que pueden mantener cálida la terraza independientemente de la temperatura exterior.

    La guía inferior puede ser embutida en en suelo o sobrepuesta, ambas opciones con un sistema optimizado para la canalización de agua y suciedad. Con Pivotal 350  pliegas las hojas cuando tú desees, la mejor solución para disponer de la terraza siempre que tú quieras.

    Además, tener la terraza exterior o un jardín con el aislamiento adecuado, sirve también para el interior del hogar. Mejora la iluminación exterior natural que llega durante el día y preserva todo lo posible la temperatura en la vivienda.

    De hecho, con las cortinas de cristal puedes transformar por completo la terraza y convertirla en una estancia ampliada de la casa o incluso en un invernadero personal, totalmente adaptado a tus gustos estéticos y con la funcionalidad que necesitas, para disfrutar del espacio en cualquier momento.

    Textiles de decoración para el frío

    Una manera fácil y barata de decorar la casa es invierno es cambiando los textiles del hogar.  Invierte en alfombras y notarás cómo tu casa es cada vez más acogedora. Para las épocas más frías funcionan mejor las que ofrecen mayor grosor y son de pelo largo. Una sensación inigualable, que notarás bajo tus pies cada mañana. En primavera y verano puedes sustituirlas por alfombras de tejidos finos o menos sedosos, que no transmiten calor y siguen siendo muy agradables.

    Una manera, no solo de decorar sino también de proteger tu casa es emplear cortinas. El aislamiento con cortinas es poco conocido pero muy efectivo. Si escoges un diseño con suficiente grosor y lo colocas estratégicamente en las ventanas adecuadas, notarás que el ambiente de tu hogar es menos frío que cuando no disfrutabas de estas cortinas.

    La ropa de cama representa uno de los complementos más recomendables para disfrutar de un ambiente acogedor, sobre todo en el momento más crítico del día que es la hora de dormir. Escoge sábanas de franela y mantas con mucho pelo que, además de ser estéticamente muy atractivas, también te garantizan una temperatura óptima para estar en la cama toda la noche.