20. 8. 2021

Consejos para ventilar la casa en verano

    Ya está aquí el verano, y con ello llegan las vacaciones, el buen tiempo, los planes al aire libre y las escapadas a la playa o al campo. Con todo ello, las vacaciones estivales son la temporada predilecta para salir de viaje y descubrir mundo, o para tumbarse en la arena de alguna playa y pasar unos días rodeado de los tuyos.

    Pero, al mismo tiempo, también es cierto que es una época de calor y de altas temperaturas, y que puede traer consigo días verdaderamente insoportables. Es por ello que en Kauma te hemos traído una serie de claves para que aprendas a ventilar la casa en verano.

    Abrir las ventanas para ventilar la casa

    La principal recomendación y clave de este proceso es tener tu vivienda bien ventilada, incluso cuando las temperaturas sean realmente intensas. Eso sí,  hay que saber en qué momento abrir las  ventanas, no vale cualquier momento del día. Lo más recomendable es por las mañanas a primera hora, o por la noche, ya que no da el sol y el aire suele ser más fresco.

    Adaptar tu hogar a las altas temperaturas

    Cuando llega el verano, es habitual cambiar el contenido de tu armario sustituyendo toda la ropa de invierno, ¿verdad? Imagina en plena ola de calor, abrir tu armario y ver un jersey. ¿A que te da calor solo de pensarlo? 

    Pues ese mismo concepto deberías aplicarlo al hogar y quitar de en medio todas las alfombras, sustituir las fundas del sofá más gruesas y cambiar las sábanas por juegos más veraniegos. De ese modo, darás más ligereza a tu hogar, y la sensación de calor será menor.

    Bajar las persianas

    Es una de las imágenes clásicas de cada verano, calles enteras repletas de persianas bajadas en las horas en las que más aprieta el sol. Y esto se debe a una sencilla razón: siempre funciona. Oscurecer la casa cerrando las cortinas y bajando los toldos puede ayudar a que la temperatura de tu casa disminuya hasta 6 grados.

    Aficiónate a la jardinería

    Sino eres muy fan de tener plantas en casa, es el momento de que empieces a replanteártelo. Vestir tu casa de verde, además de darle un toque más natural y bonito, ayuda a frenar los estragos del calor. Y cuanto más grande sean, mejor, porque ayudan a mantener el frescor en casa. 

    Coger el pulverizador y dar un paseo para humedecer tus plantas será una sana y buena rutina que adquirirás. Además de cuidar de tu pequeño jardín casero, con este gesto ayudarás a conservar el fresquito en tu casa.

    Aísla las ventanas

    Trata de aislar lo máximo posible las ventanas, ya que de esta manera habrá menos posibilidades de que el calor se abra paso al interior de tu vivienda. En Internet hay auténticos manitas que consiguen tapar los bordes de las ventanas con burletes caseros, pero nosotros te recomendamos que eches un vistazo a la cortina de cristal pivotal de 250 que ofrecemos en Kauma. Es un producto ideado para hacer frente al clima adverso y sin tener que renunciar al espacio abierto.

    Trata de no encender los aparatos eléctricos

    Parece que no tiene mucho sentido, pero este gesto ayuda a que la casa no se sobrecaliente. Los electrodomésticos y demás aparatos generan un calor que persiste en tu vivienda, y por ello es importante que mantengas apagado aquello que no sea imprescindible. 

    Esperamos que estos consejos para ventilar tu casa te ayuden a mantener tu vivienda lo más fresca posible y puedas disfrutar de tus vacaciones con todas las comodidades y, sobre todo, sin pasar calor.