01. 7. 2020

El cuidado de tus plantas en verano

    Plantas perfectas, incluso en verano

    Cuidar bien las plantas en verano, cuando las temperaturas son más altas y las horas de luz más extensas, es el gran reto de todos aquellos que cuentan con ellas en su hogar.

    Algunas plantas tienen una resistencia asombrosa, incluso en las condiciones más extremas. Sin embargo, la gran mayoría requiere de una atención adecuada, para poder sobrevivir a la estación más calurosa del año.

    En este artículo no solo te ofrecemos consejos para seguir disfrutando de tus plantas estos meses, sino que incluso podrán mostrar su mejor aspecto.

    Riesgos del verano para las plantas

    Las plantas pueden crecer y fortalecerse en verano con un buen cuidado. Pero sin él, su supervivencia está en juego.

    Algunos de los riesgos a los que el verano les expone son los siguientes:

    • Quemaduras por exposición solar prolongada.
    • Falta de riego por sequedad rápida.
    • Ausencia de nutrientes por mal mantenimiento.
    • Presencia de plagas.

    Cuidado del riego de tus plantas

    Muchos de estos riesgos podemos minimizarlos con un sistema de riego óptimo para tus plantas.

    En la actualidad, la ventaja que tenemos es que hay muchas soluciones prácticas que podemos aprovechar, para hacer llegar la cantidad de agua apropiada a nuestras plantas, junto con los nutrientes que necesitan.

    El riego automático es la solución más aconsejable, dado que te permite una total configuración, con la que garantizas que todas tus plantas tendrán el agua apropiada.

    Si las plantas están separadas entre sí y esa solución no es aplicable, siempre es posible contar con macetas autorriego. Ofrecen el mismo servicio, aunque requieren una configuración individualizada.

    Este denominado autorriego de plantas, nos permite configurar el goteo que queremos que llegue a cada una de ellas a lo largo del día o en las horas que consideremos más apropiadas. Debemos siempre adaptar este riego tanto a las necesidades del verano como a las características de cada planta.

    Prevención de plagas

    En verano, además, ten cuidado con las plagas. Debes extremar la precaución con tus plantas para evitar la presencia de cualquier insecto o enemigo vivo que pueda afectarles, sobre todo en esta estación en la que pueden estar más vulnerables.

    Paredes móviles de cristal para dar mayor luminosidad al interior

    La luz es clave en verano. El buen ambiente y la mayor cantidad de horas de sol, puede motivar a cualquiera a desear que sus plantas disfruten también de la luz solar. Es una gran idea, siempre que se haga con el cuidado adecuado.

    Si dispones de un jardín o terraza, una elección acertada podría ser la de instalar cortinas de cristal.

    Se trata de sistemas de paneles de vidrio, que dejan pasar completamente la iluminación natural, al mismo tiempo que te permiten mantener una temperatura óptima en el interior. En verano, siempre puedes optar por apilarlas y dejar entrar la brisa.

    Las cortinas de cristal permiten abrirse de forma segura. Plegadas, se compilan a un lado sin apenas ocupar espacio, para disfrutar de un espacio abierto.

    Su mayor ventaja es que dejan pasar la iluminación natural, que enriquecerá el crecimiento y mantenimiento de tus plantas, sin necesidad de que estén siempre expuestas al sol. Además, también te ayudan a controlar la temperatura interior, uno de los grandes retos en verano, sobre todo para tus plantas.

    Con las cortinas de cristal tú configuras la temperatura ambiente que puedes disfrutar en la estancia, independientemente de la exterior.

    Así también puedes aprovechar esa terraza que no utilizabas en invierno, para disfrutar de ella durante todo el año. Tanto por ti como por tus plantas, que encontrarán así un lugar en la casa acogedor en cualquier época.

    Estores Kauma para un mayor confort lumínico

    Además, las cortinas de cristal pueden combinarse con estores Kauma, para que así regules la exposición solar de tus plantas como tú prefieras. Dos de las opciones más atractivas son las cortinas enrollables y las cortinas plisadas.

    Las cortinas enrollables se trata de estores fabricados a medida con respecto a la cortina de cristal, así como adaptados al estilo que tenga esa estancia. Como las cortinas de cristal son un sistema modular abatible, no hay interferencia entre un elemento y el otro.

    Las cortinas plisadas pueden ofrecer un confort lumínico y térmico al mismo tiempo, para que en la estancia se esté cómodamente, en cualquier momento del año. Las plantas, además, disfrutarán de la entrada taimada de luz natural, que también pueden aprovechar.

    Lo mejor es que puedes elegir tanto el acabado respecto a los tejidos, como también distintos tipos de accionamiento. Todo para una protección de tu hogar y de tus plantas, completamente personalizada.