12. 11. 2021

Día Mundial del Aire Puro

    En 1977 la Organización Mundial de la salud (OMS) decidió instaurar el Día Mundial del Aire Puro, que se celebraría el tercer viernes de cada mes de noviembre.

    El objetivo de eta acción, era reflexionar sobre la situación actual respecto a la calidad del aire y concienciar a todo el mundo de los riesgos que provoca el aire contaminado.

    Por qué celebramos el Día Mundial del Aire Puro

    La mala calidad del aire provoca cada año unas 7 millones de muertes prematuras, así como graves problemas de salud, según afirma la OMS.

    El aire que se respira, sobre todo en las ciudades, está lejos de estar limpio. Los gases contaminantes de fábricas y del tráfico por los coches que usan combustible, son los principales culpables de esta situación.

    Pero también tenemos un aire de mala calidad en las viviendas, sobre todo en aquellas que no se ventilan correctamente, donde el aire contaminado se puede acumular.

    Los mayores peligros en estas situaciones son la aparición de moho, la presencia excesiva de humedad o la atracción de insectos, con todas las consecuencias negativas que pueden suponer para la salud.

    De esta forma, concienciarnos sobre el aire limpio o aire puro, no solo implica intentar reducir nuestra contaminación a la hora de trabajar o desplazarnos. También debemos mantener el aire en las mejores condiciones posibles en nuestra propia vivienda.

    Cómo tener aire puro en casa

    Una de las mejores opciones que puedes aprovechar son las cortinas de cristal para ventilar tu hogar.

    El modelo Pivotal 250, por ejemplo, cuenta en sus paneles con un giro de hasta 90º, que permite abrirlos e incluso almacenarlos sin esfuerzo.

    Si tienes cortinas de cristal en tu terraza o balcón, solo necesitas dejarlas como mínimo 15 minutos abiertas para que el resto de la casa pueda ventilarse correctamente.

    Abre el resto de estancias de la vivienda y fomentarás que haya una corriente de aire con la que podrás ventilar todo el hogar aún más rápido.

    El complemento ideal lo puedes aprovechar con los techos retráctiles. Gracias a su sistema a motor, que es muy silencioso, puedes conseguir también una apertura en la parte superior de la terraza y permitir que el aire entre con mayor facilidad.

    Ten en cuenta que en la propia vivienda también generamos contaminación del aire. Uno de los mayores beneficios de ventilar el hogar, es que reducimos la concentración acumulada de CO2 y oxigenamos el aire que hay en nuestra casa.

    También conseguimos reducir la presencia de partículas en suspensión, que causan con el tiempo acumulación de polvo, algo especialmente peligroso para las personas con alergia.

    Con una buena ventilación incluso podemos reducir o hasta eliminar los malos olores, propios de las viviendas que no cuentan con bastante aire limpio.

    Un mantenimiento tan sencillo como útil, que con las cortinas de cristal y los techos retráctiles podemos hacer de forma muy efectiva.

    Una vez ventilado el hogar, podemos volver a cerrarlo todo y seguir disfrutando del máximo confort en nuestra terraza o balcón, sin importar el tiempo que haga fuera.