05. 7. 2021

Ideas para tener un mejor comedor de verano

    En verano la gastronomía cobra importancia, por las exóticas y sabrosas opciones que tenemos a nuestro alcance. Desde fruta como sandía y melón hasta refrescantes sopas frías como el gazpacho o el salmorejo, todo aquello que nos hidrate y nos sacie es bienvenido.

    Pero el lugar donde disfrutamos de estas comidas y cenas también cobra prioridad. Siempre que tengamos la opción, una terraza o un jardín representan el mejor espacio donde tener nuestro comedor de verano.

    Montar un comedor exterior en verano

    Curiosamente mucha gente evita disfrutar de un comedor exterior en verano. Las altas temperaturas y el sol directo son algunos de los motivos por los que prefieren estar encerrados en casa durante estos preciosos días.

    En este artículo te contamos cómo montar un mejor comedor de verano en el exterior de tu hogar, donde puedas disfrutar tanto en una comida como simplemente pasando la tarde o viendo el anochecer con la mejor compañía.

    Claves para una decoración de comedor de verano

    A la hora de montar un comedor de verano, la decoración es importante para sentirse a gusto. En primer lugar, te recomendamos elegir muebles cómodos.

    Lo que necesitas son sillas, sillones o sofás en los que poder estar igual de confortable tanto si estás comiendo como si quieres descansar.

    El mimbre suele ser una buena opción que, combinado con los elementos textiles apropiados, además de comodidad puede aportarte un estilo decorativo interesante.

    Refuerza esta decoración con objetos que ayuden a conseguir un estilo más apropiado. Puedes optar por cerámica azul para un toque mediterráneo; buscar elementos naturales para un diseño rústico; o bien optar por objetos coloridos, si quieres un comedor exterior alegre y exótico.

    En cualquiera de estas elecciones, combina la decoración con adornos florales o plantas apropiadas al diseño que quieres. Son el complemento perfecto e imprescindible de tu comedor de verano.

    Lamas regulables para una mejor temperatura

    Con todos estos muebles y objetos tienes un comedor exterior cómodo y visualmente atractivo, pero para solucionar los problemas mencionados de confort, te recomendamos las pérgolas bioclimáticas.

    Se trata de estructuras que podemos adaptar perfectamente a las dimensiones de tu terraza, porche o del espacio donde quieras tu comedor de verano, con beneficios estéticos y funcionales que te van a sorprender.

    En primer lugar, tienes que saber que son estructuras de aluminio con lamas regulables. Una de sus principales funciones es, aprovechando la apertura y cierre de estas lamas, la de regular la temperatura que quieres disfrutar en su espacio.

    Las lamas se regulan desde el teléfono móvil, así que es un sistema comodísimo. Puedes incluso programar aperturas y cierres, según la hora del día.

    Por ejemplo, por la mañana, si el sol no da directo querrás disfrutar de un agradable día de verano y tener las lamas completamente abiertas. A la hora de comer, si la luz solar supone una molestia, cierra todo lo que quieras las lamas y disfruta de una confortable sombra mientras comes con amigos y familiares.

    De hecho, una pérgola bioclimática sirve hasta cuando llueve. Aprovecha la inclinación de las lamas para dejar paso a una suave brisa, mientras que el agua se mantiene sin entrar. No te preocupes por la acumulación que pueda generarse, estas estructuras tienen sistema de evacuación de aguas propio.

    Además de su funcionalidad, las pérgolas bioclimáticas son estéticamente llamativas. Tienen acabados elegantes y sofisticados, que puedes personalizar entre las muchísimas opciones disponibles.

    Para cuando cae la noche, puedes integrar sistemas de iluminación, también controlables desde el móvil. Incluso puedes también instalar un sistema de sonido para amenizar con música.

    Todos sus sistemas eléctricos y de monitorización están ocultos. El diseño de una pérgola climática es limpio, es elegante y encajará perfectamente con el resto de tu vivienda.

    ¿Te gusta la idea de las pérgolas bioclimáticas pero querrías poder disfrutarlas todo el año? Combina estas estructuras con nuestras cortinas de cristal y consigue una protección extra en caso de lluvia y viento. Así tendrás un comedor exterior para disfrutar no solo en verano, sino en cualquier momento.