11. 3. 2022

Ideas y consejos para poner verandas de cristal

    Hay muchas formas de mejorar una vivienda, siempre dependiendo de los gustos y preferencias de los propietarios.

    Las verandas de cristal pueden ser una solución muy atractiva, si quieres ampliar el uso de los metros útiles de tu vivienda y conseguir un espacio idílico, que podrás disfrutar todo el año.

    ¿Qué es una veranda de vidrio?

    Una veranda de vidrio consiste en una estructura que se añade a la vivienda o que aprovecha un espacio anexo a ella, normalmente techada y provista de un cerramiento con material acristalado.

    En la práctica, podemos aplicar en una terraza o porche existentes una veranda de vidrio, siempre que escojamos los sistemas de cerramiento adecuado.

    Tipos de cerramientos de cristal para exteriores

    Si quieres conseguir una veranda de cristal para tu hogar, tienes muchas opciones, dependiendo de la estructura sobre la que haya que trabajar.

    En muchos casos, una vivienda cuenta con este espacio desaprovechado totalmente, por lo que la elección ideal es instalar unas cortinas de cristal acorde a las dimensiones del lugar y un techo de cristal, para crear la combinación perfecta.

    Los resultados, independientemente de los acabados que puedan elegir los propietarios, son siempre espectaculares, por la visibilidad que ofrecer la veranda, su luminosidad y, al mismo tiempo, la sensación de confort y privacidad que transmite.

    En otras ocasiones, los propietarios cuentan con una terraza con techo ya construido, pero que solo pueden aprovechar cuando llega el buen tiempo.

    Instalar cortinas de cristal en estos espacios, puede favorecer el uso de la terraza durante todo el año y darle un estilo propio de veranda, desde la que poder disfrutar de agradables ratos de descanso.

    Por descontado, hay opciones adicionales, Podemos combinar una pérgola bioclimática con cortinas de cristal y, si bien el efecto no es el mismo exactamente que una veranda, sigue siendo realmente atractivo y con infinitas posibilidades, para disfrutar por fin de esta zona desaprovechada de la casa cuando tú quieras.

    Cortinas correderas de Kauma para tu jardín de invierno

    Una veranda de cristal ofrece al propietario una mejora estética de su vivienda considerable y, sobre todo, un espacio en el que puede hacer lo que quiera, si lo prepara de forma adecuada.

    La mayoría de gente opta por convertir su porche en toda una terraza de invierno, gracias al aislamiento que garantizan las cortinas de cristal y los sistemas de techo.

    De hecho, los paneles que tienen pueden plegarse u ocultarse, para que en verano se siga disfrutando de la terraza al aire libre.

    Para otros muchos propietarios, su veranda de cristal es su oasis de relajación y desconexión. Un lugar de tranquilidad, donde nadie puede molestar, muy ligado normalmente a la naturaleza. Esto se debe a que suelen instalarse sobre jardines y a que sus paneles de cristal permiten ver el entorno sin ningún tipo de obstáculo.

    Para mayor privacidad, siempre se pueden instalar cortinas enrollables o plisadas, que podrás aprovechar en el estilo que mejor encaje con tus gustos.

    Además, también se puede convertir en un excelente jardín en invierno. El cerramiento que garantizan las cortinas de cristal, es perfecto para que las plantas crezcan con la cantidad de luz necesaria y sin que el mal tiempo les pueda afectar.

    Así tendrías un lugar en tu propia casa donde cultivar tus plantas y flores preferidas y, al mismo tiempo, disfrutar de ese espacio todo lo que quieras en cualquier momento del año. Con la posibilidad de mantenerlo cerrado o abierto según te convenga.