fbpx
29. 4. 2020

Tener un invernadero en casa, más fácil de lo que piensas

    Mucha gente cree que tener un invernadero es algo complicado, espacioso y caro. Sin embargo, debemos dejar atrás el concepto clásico de invernadero y descubrir las nuevas posibilidades que nos ofrecen soluciones como las cortinas de cristal o los sistemas de techo.

    Un invernadero de cristal para tu jardín

    Estos dos sistemas pueden ofrecerte la posibilidad de disfrutar de un práctico invernadero de cristal para tu jardín.

    Las cortinas de cristal son paneles de vidrio transparente correderos, que puedes configurar adaptándolas al espacio que necesites.

    Permiten el paso total de la luz natural, pero aíslan el interior, manteniendo así una temperatura agradable en un espacio exterior.

    El complemento perfecto lo representan los sistemas de techo, paneles también de vidrio que protegen de la exposición del sol, sin entorpecer el paso de la luz. Además, son ideales para evitar que el frío, la lluvia o el viento afecten a tus plantas de invernadero.

    Lo mejor de ambos sistemas es que pueden adaptarse al espacio de tu terraza o jardín sin inconvenientes, permitiéndote de esta forma disfrutar de un invernadero según tus preferencias.

    Cómo proteger las plantas del frío

    Tanto los paneles de cristal como los sistemas de techo tienen como cualidad la posibilidad de abrirse, cerrarse y plegarse cuanto sea necesario.

    De esta forma, puedes proteger a las plantas de tu invernadero en casa, según sus propias necesidades y la temperatura exterior que haga.

    Si hace demasiado frío, la mejor opción es mantener un total aislamiento. Los sistemas de techo y las cortinas de cristal, dejarán pasar la luz natural completamente, sin permitir que las bajas temperaturas les afecten.

    Respecto a la exposición solar, escoge una ubicación apropiada, para que cada planta tenga la cantidad de luz diaria que realmente necesite.

    Si no quieres que el agua de lluvia les afecte, puedes dejar cerrado el sistema de techo. Cuenta con un sistema de evacuación de agua, con el que la infraestructura no corre ningún riesgo. Eso sí, tendrás que contar con algún sistema de riego para las plantas o regarlas por tu cuenta, según la necesidad de agua que tenga cada especie. 

    Cuando lleguen las buenas temperaturas, puedes regular la apertura tanto de los sistemas de techo como de las cortinas de cristal. Configura el invernadero de tu casa como necesites para el óptimo desarrollo de tus plantas.

    Si es necesario, puedes incluso plegar todos los paneles correderos y dejarlos sin usar hasta que vuelvan a hacerte falta. Las plantas pasarán de estar en un invernadero protegidas a disfrutar de todas las bondades del aire libre, sobre todo cuando el tiempo acompañe.

    Aprovecha las ventajas de los sistemas de techo y de las cortinas de cristal para disfrutar al máximo de tu terraza o jardín. Crea tu invernadero perfecto, tu terraza chill out de ensueño o ese rincón especial para pasar el tiempo que quieras, independientemente de la climatología.