18. 3. 2021

La limpieza de tu terraza cuando llega el buen tiempo

    Las terrazas se aprovechan sobre todo cuando llega el buen tiempo. Primavera y verano en casi toda España ofrecen meses de agradables temperaturas y más horas de sol, que invitan a disfrutar de este espacio de la casa.

    Si no lo has aprovechado el resto del año, es bastante probable que una de las tareas que debas afrontar ahora sea la limpieza de tu terraza.

    En este artículo te ofrecemos los mejores consejos para una limpieza efectiva de tu terraza, con la que podrás disfrutar en ella durante el buen tiempo y, además, sobre las mejores soluciones para alargar ese disfrute el resto del año, gracias a las cortinas de cristal Kauma.

    Consejos para hacer una limpieza de tu terraza

    Es algo bastante común. Durante el año (o puede que durante varios años) has acumulado demasiados elementos en la terraza, que te impiden disfrutar de ella como es debido.

    En primer lugar, comienza la limpieza de tu terraza por el mobiliario. Es un buen momento para cambiar a opciones más sostenibles, resistentes y que encajen con el estilo de tu hogar.

    El mobiliario que normalmente acaba deteriorándose y ocupando excesivo espacio es el que representan las tumbonas, mesas demasiado grandes y de plástico, accesorios de sombra que no funcionan o están rotos, así como todos los elementos textiles utilizados de decoración, que finalmente se quedan desgastados hasta verano y abandonados en un rincón.

    Eliminando estos elementos y sustituyendolos por otros más proporcionales al espacio de tu terraza, ganarás en estilo y en amplitud. Parecerá una estancia completamente nueva.

    Además, te aconsejamos aprovechar esta limpieza de tu terraza para sustituir una iluminación poco eficiente por alternativas sostenibles. Ahorrarás en la factura de la luz, ganarás en estilo y cuidarás el medio ambiente.

    Despejar la terraza para disfrutar del buen tiempo

    Quienes han aprovechado (recientemente o no) la terraza para el invierno, probablemente invirtieran en accesorios que aportarán color y privacidad.

    Con el tiempo, estos elementos se deterioran, pierden efectividad y, sobre todo en verano, son completamente ineficientes.

    Uno de los ejemplos más común es el de las alfombras. Al inicio parecen una inversión adecuada y dan un toque único al ambiente. Pero sin una buena protección del aire y del sol, se deterioran con rapidez y, en verano, no son nada prácticas.

    El césped artificial viejo o no cuidado es otro ejemplo clásico. Parece quedar ideal y aportar un entorno «chill out», pero de nuevo la falta de protección del aire libre puede hacer mella en poco tiempo. Además, en verano el césped artificial no consigue la misma sensación que una tarima flotante o que el fresco acabado del suelo porcelanico.

    También es probable que hayas visto en algunas terrazas el clásico sistema de privacidad, formado con muros de cañizo. Con el tiempo es un acabado que se deteriora en exceso. Deja de proteger del viento, crea huecos que restan privacidad y también puede ennegrecerse y perder estética.

    A la hora de proteger tu terraza, ¿por qué no optar por acabados de calidad y con eficiencia duradera? Es lo que te ofrecen las cortinas de cristal.

    Terrazas con cortinas de cristal, un espacio abierto de tu vivienda

    Las cortinas de cristal Kauma pueden encajar en acabados perfectamente con el estilo de tu vivienda. Además, se adaptan a cualquier dimensión, da igual el tamaño de tu terraza o balcón. Quedarán como si siempre hubieran estado allí instaladas.

    Su efectividad se puede disfrutar todo el año. Gracias a su sistema de aislamiento, mantendrás la temperatura ideal de la terraza en cualquier momento, incluso cuando llueve o hace demasiado viento. Combínalas con un sistema de techo y consigue una estancia siempre disponible para ti.

    Con el buen tiempo, puedes aprovechar que sus cristales pueden abrirse a posiciones intermedias y dejar que entre la brisa sin que el frío inunde la estancia. Si lo prefieres, pliega todo el sistema y vuelve a disfrutar de tu terraza completamente al aire libre. Tú decides cómo aprovechar este espacio en tu hogar. Y ahora podrás hacerlo siempre que quieras.