13. 7. 2022

Iluminar las noches de verano

    La luz, un elemento indispensable

    Desde que Thomas Alva Edison inventase la bombilla en 1879, la iluminación se ha ido convirtiendo poco a poco en un elemento imprescindible para la vida cotidiana. Hasta tal punto que contar con luz eléctrica es uno de los parámetros para determinar el desarrollo social de un país.

    Mucho tiempo ha transcurrido desde la primera bombilla incandescente que, además, ha pasado ya a la historia en favor de soluciones más sostenibles con la naturaleza. Actualmente, el tipo de iluminación más utilizada es la iluminación por LED (Light Emitting Diode). Se trata de un diodo semiconductor capaz de emitir luz de color y blanca, además de poder regular su intensidad.

    Color y más color

    Como ya apuntábamos, una de las características de los LED es su capacidad para crear luz en diferentes gamas cromáticas. Esta iluminación de color hace que cualquier espacio se llene de vida incluso estando sumido en la más absoluta oscuridad. En determinados momentos y lugares, contar con luz de color es sumar un plus de confort. De hecho, muchos estudios apuntan a la colorterapia como una técnica para tratar diversas patologías.

    Sabiendo el poder de la luz y el color, en Kauma apostamos por bañar la noche de diversas tonalidades en nuestras pérgolas bioclimáticas. Rojo, amarillo, verde, rosa, azul… Todo el arcoíris es posible bajo las lamas orientables de la pérgola Nimbo gracias a nuestras tiras de LED perimetrales. ¿Te animas a dar un toque de color a tus noches de verano?

    Todo al blanco

    Aunque si lo tuyo es la discreción y la iluminación eficaz, siempre podrás contar con la iluminación perimetral en blanco. En esta opción, obtendrás un baño de luz uniforme y eficaz, puesto que alojada a 45º en la canal, la luz se reparte de manera efectiva en el interior de la pérgola.

    Focos, solución fija o dimable

    Otra opción tanto para techos fijos, móviles y pérgolas bioclimáticas es la iluminación mediante focos LED. Este tipo de iluminación, más tradicional, se presenta en tres tonalidades: fría, cálida y neutra. Escoger una u otra depende más bien de los gustos, si bien últimamente son los tonos neutros por los que más se decanta el mercado.

    Además de la tonalidad, también se puede escoger la intensidad lumínica. En Kauma disponemos de focos fijos (siempre obtendremos la misma intensidad lumínica) o focos dimables (focos que permiten regular la intensidad de la luz).

    Siempre bajo control

    Sin lugar a dudas, la domótica y la conectividad de los diferentes aparatos eléctricos han venido para quedarse y, sobre todo, para hacernos la vida más fácil. En Kauma somos conscientes de ello y por ese mismo motivo, hemos incorporado a nuestros productos este tipo de innovaciones para interconectar el techo móvil o pérgola bioclimática con el teléfono móvil.

    En la misma palma de tu mano, tendrás el control no solo de la iluminación, sino también de la apertura del techo o pérgola. Tampoco hace falta que estés en casa para saber si dejaste la pérgola o el techo abierto o cerrado. Desde cualquier parte del mundo podrás controlar tu cerramiento gracias a la aplicación móvil destinada para ello. Porque la tranquilidad no es solo vivir protegido, sino sentirte que todo lo tienes bajo control.