10. 2. 2022

¿Se puede cerrar una terraza de un bajo?

    Las terrazas son espacios de gran utilidad, tanto si las aprovechamos como propietarios de una vivienda como si tenemos un local comercial o establecimiento, donde queremos aumentar nuestra clientela.

    Tanto en un caso como en otro queremos aprovechar la terraza todo el año y una de las mejores formas de conseguirlo es mediante un cerramiento acristalado, ya que permite estar protegido y en perfecto confort en el interior, independientemente del tiempo que haga.

    Ahora bien, hay que cumplir algunos aspectos legales si queremos hacerlo de acuerdo a la normativa vigente.

    ¿Es legal cerrar una terraza?

    es legal cerrar una terraza de un bajo, pero hay ciertos condicionantes que debemos tener en cuenta. Además, no es lo mismo cerrar una terraza de bar en la vía pública que cerrar una terraza privada o incluso comunitaria.

    ¿Cómo cerrar una terraza de bar?

    En el caso de las terrazas para bares, hay que cumplir las ordenanzas municipales y seguir la normativa de acuerdo a la categoría que se le asocie en cada caso. Por tanto, cada Ayuntamiento impondrá una serie de requisitos.

    En cualquier caso, toda terraza de un bajo comercial debe tener siempre en cuenta los siguientes elementos:

    • El espacio público tendrá prioridad, por lo que habrá que respetar la delimitación que el Ayuntamiento nos indique en cuanto a metros de ocupación permitidos.
    • Hay ciertas prohibiciones generalizadas, como no tener una terraza sin dejar paso entre la fachada de un edificio y las mesas, no instalarla sobre una boca de riego o en pasos de peatones, entre muchas más.
    • También se identifican los elementos de mobiliario y accesorios auxiliares que es posible colocar en una terraza. Por ejemplo sí es posible tener un cartel informativo, pero no expendedores de bebidas.
    • Requieren una tasa, que cada Ayuntamiento puede imponer e incluso modificar de un año para otro.

    En lo que se refiere al cerramiento de terrazas, un aspecto importante es que esta instalación debe ser desmontable y no causar daños en el pavimento donde se encuentre.

    Por ese motivo, los cerramientos con mamparas paravientos de Kauma cumplen la normativa local, ya que gracias a un sistema de patas y ruedas es posible preparar la terraza fácilmente y quitarla si es necesario, sin usar estructuras ancladas en la vía pública.

    ¿Se puede cerrar una terraza comunitaria?

    En el caso de viviendas, hay que diferenciar las terrazas de un bajo privado de las terrazas comunitarias, también llamadas terrazas privativas.

    En el caso de las primeras necesitaremos permiso del Ayuntamiento y de los vecinos, además de un proyecto técnico, pagar unas tasas administrativas y cierta documentación (identidad del propietario, así como también escritura de propiedad o contrato de arrendamiento).

    Respecto a las terrazas comunitarias, primero hay que solicitar también autorización administrativa previa, ahora bien en lo referente al acuerdo con los vecinos se requiere que 3/5 partes estén de acuerdo en el cerramiento.

    El propietario del inmueble beneficiario de la terraza comunitaria será quien se haga cargo de todos los costes del cerramiento, así como de cualquier posible perjuicio por obras con respecto a los vecinos.

    Por este motivo, es preferible contar con instalaciones que no requieran exigentes obras y que sean fáciles y rápidas, como los sistemas de techo de Kauma que, además, se pueden adaptar perfectamente a la infraestructura donde deban instalarse.