24. 2. 2022

Tipos de lavadero exterior en la terraza

    Las viviendas que tienen un espacio en la parte exterior (una terraza, un balcón, etc.) tienen la oportunidad de aprovecharlo para crear una zona de lavadero.

    Un lavadero exterior nos ofrece la oportunidad de derivar lavadora, secadora y otros elementos de la higiene de nuestra ropa a una zona ajena a las estancias interiores, con lo que ahorramos ese espacio y aprovechamos mejor el que está fuera.

    Ahora bien, si queremos crear un lavadero exterior en la terraza con estilo, podemos aprovechar muchas ventajas disponibles actualmente, para tener esta zona lo más preparada posible.

    Proteger un lavadero en el patio

    Lo más importante es la protección. Para un lavadero funcional necesitamos electrodomésticos y deben estar protegidos de la intemperie.

    La exposición solar constante, la lluvia e incluso el viento o las temperaturas extremadamente bajas, pueden dañar estos aparatos o desgastarlos antes de tiempo.

    Si estamos habilitando un lavadero exterior en la terraza o en un patio, podemos aprovechar las cortinas de cristal y de paso disfrutar de un ahorro doméstico.

    Las cortinas de cristal nos ofrecen un cerramiento perfecto, con vistas panorámicas y el confort interior que queramos. No necesitaremos poner la calefacción o subir el aire acondicionado, porque estas soluciones mantendrán la temperatura que queramos en nuestra terraza.

    De forma complementaria, protegerán todo lo que haya en ella, incluido mobiliario y también los electrodomésticos que van a formar nuestro lavadero exterior.

    Por descontado, si estamos ante una terraza descubierta en la parte superior, es importante también escoger la instalación de sistemas de techos, con los que obtener la protección adecuada.

    Con las opciones de acabados disponibles, puedes elegir incluso la entrada de luz que prefieres en cada momento.

    Cómo hacer un lavadero en la terraza

    Podemos elegir muchos estilos de lavadero exterior. Uno de los más frecuentes es el oculto, aquél que con elementos estéticos integrados mantiene fuera de la vista los electrodomésticos.

    La integración de espacios y estilos puede ser otra opción, con una terraza que es al mismo tiempo zona de confort y de limpieza. Añade plantas de lavanda y tonalidades cálidas al espacio para que sea un rincón perfecto.

    Si nos vamos a centrar en el lavadero exterior como protagonista de esta terraza, podemos elegir su combinación con materiales como la cerámica, para obtener una superficie sobre la que trabajar atractiva y resistente al mismo tiempo.

    En todos estos casos hay algo que debemos tener en cuenta y es la adaptación del sistema de fontanería a las necesidades de cada electrodoméstico. La ubicación de estos aparatos y también su disposición puede depender mucho de las posibilidades que tengamos, tanto a nivel de agua como de luz.

    En el caso de que tengamos suficiente espacio superior, antes del sistema de techo instalado, podemos aprovecharlo para colocar mobiliario de almacenamiento, muy útil tanto para toallas y otras prendas que hemos limpiado, como también para el material de limpieza.

    Estas soluciones, junto con las atractivas vistas a través de las cortinas de cristal, nos ofrecen un espacio confortable en el que querrás estar durante cualquier momento del año.