17. 5. 2019

Gravital 400, la cortina de cristal inclusiva para PMR

    Eliminar barreras arquitectónicas para disfrutar del espacio

    La conceptualización y diseño de las ciudades ha ido cambiando desde que en 2013 se aprobase la Ley General de Derechos de las Personas con Movilidad Reducida (PMR). Desde ese momento, los espacios públicos se han convertido progresivamente en entornos más inclusivos.

    La eliminación de barreras arquitectónicas ha suprimido poco a poco las dificultades de maniobra para acceder a determinados espacios, ha salvado desniveles, mejorado el alcance de objetos y ha procurado eliminar los obstáculos y elementos de riesgo.

    En Kauma creemos en el diseño universal inclusivo al proyectar desde el origen productos que puedan ser utilizados por cualquier persona, sin necesidad de adaptar específicamente ningún elemento. Gravital 400 es una cortina que persigue justamente ese objetivo, el de incluir en la vida social y laboral a todas las personas.

    Gravital 400, sin guía inferior, favorece la libertad de movimiento y la inclusión

    Además de ser la cortina de cristal más alta del mercado (hasta 4 metros de altura), Gravital 400 favorece la libertad de movimiento. En aquellos entornos donde las guías inferiores suponen un obstáculo, Gravital 400 acota desde la fluidez de la solera. Los paneles de cristal se fijan abajo con un cerradero invisible embutido al suelo, sin rebordes ni obstáculos.

    La accesibilidad universal persigue que cada persona, bien sea en su hogar, en restaurantes, oficinas o cualquier edificio público alcance su máximo grado posible de autonomía de movimiento. Acceder de manera cómoda y seguras a los espacios comunices con total autonomía debe ser una prioridad a la hora de proyectar cualquier espacio. Por este motivo, Gravital 400 es la cortina de cristal perfecta para hostelería y separación de espacios como oficinas, centros comerciales abiertos…

    Visión panorámica segura: vientos de hasta 120 km/h

    Los espacios inclusivos deben eliminar las barreras arquitectónicas y fomentar la seguridad del entorno. En este sentido, Gravital 400 ofrece gran resistencia al aire y al agua: soporta rachas de viento de hasta 120 km/hora (vientos de temporal muy fuerte) y gracias a las juntas entre vidrios, mantiene a raya el agua de lluvia.

    Desde Kauma apoyamos la inclusión de personas con movilidad reducida. Con nuestros productos, no solo le hacemos más fácil la vida de personas con movilidad reducida; también ofrecemos mayor libertad de movimiento para todos con un uso cómodo y accesible de los sistemas Kauma. La visión panorámica al alcance de todos para disfrutar plenamente de los espacios exteriores.