18. 1. 2021

¿Qué robot limpiacristales usar en tu terraza?

    Muchos de nuestros clientes que valoran la eficacia, el atractivo y las ventajas de las cortinas de cristal, nos plantean cómo realizar de la forma más fácil posible la limpieza de toda esta superficie.

    Siempre exponemos que una de las ventajas de las cortinas de cristal es que ofrecen una limpieza muy sencilla, para que así puedas disfrutar siempre que quieras de ellas, como desde el primer día.

    Pero también es verdad que, si podemos mejorar esta limpieza y hacerte la vida un poco más fácil, seguro que lo agradecerás. Por eso, en este artículo te hablamos de un accesorio que deberías incluir en tu hogar, el robot limpiacristales.

    ¿Cómo trabaja un robot limpiacristales?

    Un robot limpiacristales consiste en un desarrollo tecnológico autónomo, que se encarga de la limpieza de ventanas, ventanales o incluso de tus cortinas de cristal.

    Estos robots limpiacristales pueden parecer innovaciones tecnológicas complejas, pero lo cierto es que por tu parte, lo que tienes que saber sobre su funcionamiento es muy sencillo.

    Los robots limpiacristales normalmente están conectados a una toma de corriente y cuentan con un cordón de seguridad para protegerlos de caídas.

    Una vez en marcha, el robot limpiacristales se sujeta al cristal mediante una bomba de succión. A continuación, puedes utilizar un mando a distancia, para ejecutar el modo de limpieza que mejor se ajuste a tus necesidades.

    Dependiendo de la superficie y del programa asignado, el robot puede tardar más o menos. Pasa por diferentes etapas, normalmente de 2 a 5, siendo los de gama alta los más complejos en este sentido.

    Si, además, cuentan con un sistema de navegación inteligente, notarás cómo abarca toda la superficie que debe limpiar con máxima eficacia e, incluso, son capaces de detectar en los bordes un vacío y reorientar su ruta para seguir con el trabajo.

    Al terminar la limpieza, se activa la batería de emergencia para no caerse y normalmente suena un pitido, para avisarte de que puedes recoger y guardar este inmejorable sistema de limpieza.

    La eficacia de un robot limpiacristales

    Un robot limpiacristales puede ser más o menos eficaz, en función de la calidad con la que haya sido fabricado.

    Obviamente, los robots limpiacristales de gama alta pueden ofrecer mejores prestaciones que los de gama baja. Para unos resultados excelentes, recomendamos siempre comprar de las mejores marcas, pero eligiendo prestaciones adaptadas a las superficies que tengas que limpiar con ellos.

    Esta eficacia va a determinar, por ejemplo, que puedan limpiar múltiples superficies o que tengan sensores y detectores de esquinas o bordes.

    Algunas de las prestaciones que garantizan mayor eficacia son las siguientes:

    • Que dispongan de memoria de zona para identificar dónde se acumula la suciedad.
    • Que tengan un sistema de movimientos, para así abarcar completamente la superficie a limpiar.
    • Que la velocidad de limpieza (minutos por metros cuadrados) sea óptima.
    • Que su autonomía se adapte a tus preferencias.
    • Que sean lo menos ruidosos posibles (se recomienda entre 60 y 75 decibelios).

    Ideas para comprar un robot limpiacristales

    Si quieres acertar en tu compra de un robot limpiacristales, puedes aprovechar estas ideas que te ofrecemos a continuación.

    En primer lugar, escoge siempre desarrollos de primeras marcas. Las más importantes son las relativas a los robots limpiacristales Cecotec, Xiaomi o Roomba, así como también los modelos de Hobot, Ecovacs o E.ziclean.

    Ten en cuenta el presupuesto que vas a necesitar. Es una inversión que rentabilizarás desde el primer día, para dejar toda superficie lo más limpia posible. Los mejores modelos pueden tener un coste de entre 150 y 200 euros.

    El diseño es importante, pero no tomes la decisión final por el estilo del modelo de robot limpiacristales. Dedica tiempo a analizar sus prestaciones y asegúrate que cubren tus necesidades de limpieza.