21. 12. 2020

Ventilar tu casa en invierno

    En cualquier momento del año, la ventilación es muy importante para mantener un hogar confortable y saludable. En invierno, la ventilación presenta un reto adicional: mantener el calor interior.

    La importancia de ventilar para evitar aire contaminado en casa

    En primer lugar, es importante que entiendas la importancia de ventilar la casa, para evitar la presencia de aire contaminado.

    Uno de los mayores peligros que conlleva la falta de ventilación es la formación de moho. Este riesgo aumenta en invierno, porque es cuando se usa más la calefacción.

    Incluso aunque no percates inicialmente su presencia, no implica que no se esté formando. El moho puede comenzar a crecer en zonas que no vemos, como la parte oculta de un armario. El dormitorio y el baño son las dos estancias que mayor probabilidad tienen de que aparezca.

    Además, la ventilación nos ofrece una mejor calidad del aire. Con ello podemos prevenir enfermedades, sobre todo relacionadas con el sistema respiratorio.

    Otros problemas que evitamos si conseguimos una ventilación adecuada en nuestra casa es la presencia excesiva de humedad, así como las estancias con aire viciado o cargado, que afectan física y psicológicamente.

    De hecho, en una oficina la renovación del aire es una tarea necesaria, si queremos mantener la productividad del equipo de profesionales al mejor nivel posible. Hay una relación directa entre el estado de ánimo, la motivación personal e incluso el buen humor, con la calidad del aire allí donde se trabaje.

    Por otro lado, también es importante renovar el aire de todas las estancias de la casa, para evitar atraer a insectos, que en muchas ocasiones buscan entornos más húmedos y sin ventilación, donde puedan crecer con menor riesgo para la especie.

    Las cortinas de cristal en tu balcón y la ventilación

    Las cortinas de cristal nos pueden ofrecer una temperatura óptima en casa, al mismo tiempo que una ventilación idónea para mejorar el confort y preservar nuestra salud.

    Esta solución consiste en sistemas de cristales para terraza que ofrecen un aislamiento completo. Cuando el sistema esté completamente cerrado, mantendrás una temperatura agradable en el interior. Y si abres algunas de las hojas de tu cortina de cristal, ventilarás eficientemente tu hogar sin que ello suponga una enorme pérdida calorífica. 

    Ventilar tu casa a través de la cortina de cristal

    Una de las funciones y ventajas de las cortinas de cristal es su capacidad de ventilación. Frente a la ventana tradicional, una cortina de cristal deslizante permite dejar pequeñas rendijas entre panel y panel para favorecer la ventilación sin perder calor.

    Desde Kauma, te aconsejamos plegar un par de hojas, lo suficiente para establecer un espacio de ventilación entre cada uno de los paneles. El aire fluirá y se renovará sin sufrir una caída de la temperatura de tu hogar. 

    La mejor solución, para aprovechar al máximo tu balcón, terraza o jardín durante todo el año. Tú decides la temperatura que quieres disfrutar en su interior y podrás mantener de manera sencilla su ventilación.

    Además, en Kauma tienes disponibles otras soluciones alternativas y complementarias, como sistemas de techo móviles y pérgolas bioclimáticas, con las que mejorar tanto el confort interior de estas estancias del hogar, como también su ventilación.