26. 5. 2020

Aprovecha tu terraza con el buen tiempo

    Aprovechamiento de la terraza

    En muchas ocasiones, se nos olvida que las terrazas son sinónimo de aire fresco en cualquier hogar. Ellas nos aportan luz natural, aire y un espacio en el que podemos desconectar de nuestra rutina. No hacen falta muchos metros de terraza para que sea un sitio con encanto, hoy te daremos algunas sugerencias sobre cómo tener una terraza protegida, mediante cortinas de cristal para que puedas explorar  la vida en el exterior de tu casa.

    Las cortinas cristal la mejor opción para terrazas

    Son muchas las personas que solo utilizan las terrazas en los meses calurosos del año. La mayoría aprovechamos los espacios exteriores solo con el buen tiempo, pero te aseguramos que existen distintas opciones para poder disfrutarlas durante todo el año.

    Cuando nos hablan sobre cortinas de cristal, es común que nuestra idea sea bastante básica y en ocasiones errada. La cierto es que en la actualidad, se cuentan con diversas opciones que es probable que te sorprendan.

    Existen sistemas correderos multicarril, sistemas de paneles de vidrios correderos y giratorios sin ningún tipo de perfilería vertical, el cual nos permite contemplar la máxima visión panorámica. 

    También podemos optar por sistemas de paneles de vidrios de cámara con perfiles verticales reducidos, estos nos proporcionan una visión panorámica inmejorable. Si tienes una terraza grande con amplias superficies, también hay una solución para ello, se trata de un sistema todo cristal corredero y giratorio, el cual cuenta con paneles de gran tamaño capaz de cubrir superficies amplias sin necesidad de tener una guía inferior.

    ¿Por qué cerrar una terraza o balcóm con cortinas de cristal?

    Lo primero que queremos decirte es que no hace falta gastarse mucho dinero, ni tener ideas muy elaboradas para ello, pero lo cierto es que una terraza o balcón puede convertirse en un espacio único y perfecto para descansar, desconectar y disfrutar. 

    Solo hace falta analizar el espacio que tenemos disponible y con ello podríamos ganar más espacio de utilidad en nuestro hogar, ofrecernos un plus en cuanto a seguridad y privacidad, reducir la entrada de polvo y suciedad en nuestra casa, disminuir la contaminación acústica y por último, obtener un lugar disponible los 365 días del año.

    Si te anima la idea, lo más aconsejable es que busques la asesoría de profesionales en la materia. Te sorprenderás lo que es capaz de lograr el dejar fluir tu imaginación, junto a profesionales con implicación para hacer realidad tu idea.