25. 9. 2020

¿Por qué decidirse a cerrar un balcón?

    Ganar más espacio en el balcón

    Cerrar un balcón es a veces la mejor opción para conseguir exprimir al máximo todo su potencial y crear, prácticamente de la nada, una nueva estancia en el hogar que nos puede ofrecer muchas funciones.

    Este cerramiento puede ofrecernos un lugar más acogedor. Los balcones no siempre cuentan con mobiliario de calidad, debido a que los efectos de la intemperie podrían dañarlo. Al acristalar el balcón, no tendrías ese problema dado que podrían mantener la máxima calidad todo el tiempo que sea posible.

    Además de acogedor, un balcón cerrado ofrece también la posibilidad de ser más íntimo. Imagina poder admirar las vistas de tu ciudad, en la máxima intimidad junto con tu pareja mientras cae la noche.

    Cerrar un balcón también amplía la utilidad de la estancia, dado que podríamos seguir utilizándose durante todo el año y no solo cuando el clima acompañe. Es una buena razón para arreglar este espacio tal y como nos gustaría disfrutarlo en cualquier momento.

    Esto nos deriva a nuevas funciones. ¿Para qué deseas aprovecharlo? Puede ser un lugar de reunión con amigos o un plácido espacio de paz. Tú decides en qué vas a convertirlo.

    ¿Poner cortinas de cristal o ventanas?

    Dependiendo de las dimensiones y características de la terraza, podemos encontrarnos muchas formas de cerrarla.

    Una de las más tradicionales es la de cerrar el balcón creando una pared con ventanas. Con ello conseguimos un cerramiento bastante completo de la estancia y la intimidad que podemos buscar, sin embargo se nos limitan las vistas dado que la pared nos impedirá disfrutar de ellas.

    Por ese motivo (entre otros) se está incentivando la instalación de cortinas de cristal para cerrar un balcón o terraza.

    Se trata de sistemas con paneles modulares de vidrio transparente, que nos ofrecen un cerramiento perfecto, para que dentro de la estancia podamos disfrutar de la temperatura que queramos.

    Los paneles se pueden plegar completamente, así que en cualquier instante podemos volver a tener un balcón al aire libre, con todas las ventajas que ello supone.

    Gracias a que son de vidrio transparente sin perfilería vertical, en ningún momento tienes que renunciar a las vistas, todo lo contrario, vas a poder disfrutar de todo el horizonte que tu balcón te ofreciera de origen o incluso más, dado que estos sistemas abarcan desde el suelo hasta el techo.

    Se adaptan perfectamente tanto a las dimensiones de tu terraza, como también al diseño estético que tengan, gracias a la infinidad de acabados disponibles.

    Ventajas de aprovechar una estancia con un sistema de cerramiento

    Cerrar un balcón te da un sinfín de posibilidades para aprovechar esa estancia. Todo depende de tus gustos, tus preferencias y lo que creas más conveniente para tu hogar.

    Una opción muy aprovechada es la de crear una zona de descanso. Un par de sillones o un sofá que encaje bien, constituyen los elementos clásicos de este tipo de espacios. Siéntate o túmbate y relájate viendo cómo el día va pasando por las cortinas de cristal.

    Otra posibilidad que es muchas veces aprovechada es la de crear en el balcón un espacio donde tomar algo. Puede ser desde el desayuno con tu pareja hasta una refrescante bebida al atardecer. Con una silla y una mesita o aprovechando la infraestructura de algunos balcones, tienes todo lo necesario para transformar la estancia.

    Otra alternativa al cerrar un balcón es convertir la estancia en un espacio para invitados. Utiliza taburetes y elimina mobiliario, para tener suficiente sitio para todos y disfrutar de una agradable velada, con vistas a toda la ciudad.